Un Mariti, por favor [Samantha Scott]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Mariti, por favor [Samantha Scott]

Mensaje por Invitado el Vie Jun 18, 2010 6:10 pm

Acababa de llegar al hotel. No tenía ni idea de que hacía allí, miento, en realidad si la tenía. Necesitaba despejarme de todo, del trabajo, de mi vida y sobre todo, de mis enemigos. Los rebeldes. Me hervía la sangre cada vez que me acordaba de ellos. Panda de animales maleducados, ¿es que acaso no les habían enseñado el concepto de "normas"? Ciertamente, la respuesta parecía muy clara, no. Sacudí levemente la cabeza mientras pasaba por la puerta giratoria, no, no debía pensar en eso ahora. Había venido para descansar un rato, más tarde volvería a mi estresante vida.
Una vez fuera de la puerta rotatoria, el frío recorrió todo mi cuerpo. Fuera hacía un calor extremo y sin embargo, allí dentro parecía que habían puesto el aire acondicionado a 12º. Froté con mis manos mis suaves brazos, en un nulo intento de hacerme entrar en calor. Fue en ese momento en el que me arrepentí de no haberme cogido una chaqueta. Lucía un elegante vestido blanco corto, con las mangas un poco abombadas, mientras unas perlas pendían de mis orejas, mientras mis más preciadas pertenencias -entre las que se incluían el móvil, el monedero y mi agenda personal- se hallaban guardadas en un bolso negro de piel.

Caminé hacia la barra, pues no iba a cambiar mi plan por el frío, y me senté en un taburete de metal, también frío al tacto. Comencé a repiquetear en la barra para así llamar la atención del distraído camarero, que miraba a la nada con aire nostálgico. -Emm..., si perdone, ¿qué desea? - me preguntó volviendo a la realidad. En ese momento, me miró a la cara y me reconoció. -¿Puede bajar un poco el aire acondicionado? - le pregunté de forma dura. El camarero novicio asintió nerviosamente y se dispuso a bajarlo, hasta que le hice una inclinación con la cabeza a modo de afirmación. Pronto se oyeron quejas y protestas, pero todas ellas fueron acalladas al ver mi rostro. -Ah, y un Martini - le pedí al camarero.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mariti, por favor [Samantha Scott]

Mensaje por Invitado el Vie Jun 18, 2010 6:33 pm

Iba caminando por la transitada avenida, caminando sin rumbo alguno, solo miraba el comportamiento de los vigilantes... Quería saber si habían hecho algún cambio en sus vigilancias, algo que pudiéramos aprovechar.
Pasaba por delante del Wellington, mirando como la gente cenaba en su restaurante. Desde fuera podias ver a gente comer dentro, deliciosos platos de comida, bien presentada. Cuando estaba terminando de pasar por aquel enorme ventanal vi en la barra una silueta que me era conocida.
Esquivando a los dos vigilantes que habia en las puertas, vigilantes bastante torpes y despistados por cierto, entre en el hall del hotel. Suponia que haria mas fresco ahi dentro, pero no, creo que incluso hacia mas calor que fuera. Tapando la herida de mi brazo izquierdo con las mangas de mi camiseta negra, entre en el restaurante. Tras llegar a la barra, pasando por detrás de esa silueta femenina, me dirige a un taburete cercano.

-Reira Willhemina Mittsey.-Le dije mientras pasaba por detrás de ella para luego sentarme en un taburete , dejando uno entre nosotras.-Que raro tu por aqui...¿No tienes trabajo o algo por el estilo?- Le dije, mirandola. El camarero esta en su mundo, del cual desaparecio tras tirarle un cacahuete de los que tenia delante. Le hice un gesto para que se acercara.-Un cafe helado- Le pedi.- Pongalo en su cuenta.-Le dije, señalando a Rei.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mariti, por favor [Samantha Scott]

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 19, 2010 11:33 pm

El camarero me trajo mi copa con una aceituna en la punta, pinchada en un pasillo. Tomé dicho palillo para morder la aceituna y hacer que esta bajase por garganta, a la vez que tomaba un largo sorbo del líquido transparente. ¿Cuánto tiempo podía hacer que no me tomaba un Martini? En las fiestas no tomaba, eran todas demasiado elegantes, por lo que en ellas solía tomar champagne. Pero dios, que bien sentaba uno de vez en cuando.
Entonces, dispuesta a acabar con mi paz interior existente en ese momento, apareció ella. Una mujer de dorada cabellera tomó asiento a mi lado y pronunció mi nombre. Supe quien era sin necesidad de mirarla. Samantha Scott. Dios, como la odiaba. En realidad, eso era una contradicción tan clara como que la Tierra era un planeta. Samantha, esa misma mujer que se hallaba a mi lado había sido mi mejor amiga, y sin saber por qué, nos habíamos separados. Por nuestros ideales, claro. -Tengo trabajo, Sam - dije, aparentando una calma totalmente interprentada, pues en mi interior un odio enorme hacia ella estaba siendo abierto. -Pero mi trabajo consiste en buscar a imbéciles como tú, así que, teóricamente estoy trabajando, ¿no crees? - le respondí, con una amplia sonrisa falsa en el rostro.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mariti, por favor [Samantha Scott]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 20, 2010 1:29 am

Tan pronto como recibi el cafe helado, coloque mis manos alrededor de la taza, sonriendo al camarero. -Gracias- Le dije, volviendo a mirar a Reira. Mientras echaba el azucar en el cafe, y lo removia con la pequeña cucharilla que habia en el platito junto a la taza, mire a Reira, escuchando lo que decia.

-Bueno, ya sabes que nunca me ha gustado tu trabajo.-Le dije, respondiendole con su misma sonrisa falsa. Ya nos conocíamos de hace tiempo, esas sonrisas podría decirse que las inventamos nosotras... Porque, si, ahi donde la veis, la gran directora general, en un tiempo fue mi mejor amiga, gran amiga y confidente, salvo que, despues de un tiempo, nuestras ideas cambiaron, separándonos irremediablemente, todo por culpa del Big Brother.Pero...bueno, un odio nos separaba en estos instantes.

-Sabes que tu trabajo no es ese Rei. Tu trabajo solo consiste en aparentar que todo va bien, cuando no es asi, por que estamos nosotros.Nada esta bien en esta ciudad.¿ Y sabes a que se debe todo eso?. A gente como tu, tu y todo el Big Brother.- Le dije, señalandola con la cucharilla que tenia en la mano.-Los imbelices, como tu los llamas, solo quieren tener una ciudad sin camaras, una ciudad libre, tener una vida privada, como antes, ahora...esto no se puede tener...-Termine de decirle, dando mi primer trago del cafe.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mariti, por favor [Samantha Scott]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.